10 febrero 2011

Neruda y yo


La timidez es una condición ajena al corazón, una categoría, una dimensión que desemboca en la soledad.

Algún día en cualquier parte, en cualquier lugar indefectiblemente te encontrarás a ti mismo, y ésa, sólo ésa, puede ser la más feliz o la más amarga de tus horas.

De beso en beso 100 x 50


EL AMOR

Qué tienes, qué tenemos,
qué nos pasa?
Ay nuestro amor es una cuerda dura
que nos amarra hiriéndonos
y si queremos
salir de nuestra herida,
separarnos,
nos hace un nuevo nudo y nos condena
a desangrarnos y quemarnos juntos.

Qué tienes? Yo te miro
y no hallo nada en ti sino dos ojos
como todos los ojos, una boca
perdida entre mil bocas que besé, más hermosas,
un cuerpo igual a los que resbalaron
bajo mi cuerpo sin dejar memoria.

Y qué vacía por el mundo ibas
como una jarra de color de trigo
sin aire, sin sonido, sin substancia!
Yo busqué en vano en ti
profundidad para mis brazos
que excavan, sin cesar, bajo la tierra:
bajo tu piel, bajo tus ojos nada,
bajo tu doble pecho levantado
apenas
una corriente de orden cristalino
que no sabe por qué corre cantando.
Por qué, por qué, por qué, amor mío, por qué?






Solo camino 120 x 50



TUS MANOS

Cuando tus manos salen,
y amor, hacia las mías,
qué me traen volando?
Por qué se detuvieron en mi boca,
de pronto,
por qué las reconozco
como si entonces antes,
las hubiera tocado,
como si antes de ser
hubieran recorrido
mi frente, mi cintura?

Su suavidad venía
volando sobre el tiempo,
sobre el mar, sobre el humo,
sobre la primavera,
y cuando tú pusiste
tus manos en mi pecho,
reconocí esas alas
de paloma dorada,
reconocí esa greda
y ese color de trigo.

Los años de mi vida
yo caminé buscándolas.
Subí las escaleras,
crucé los arrecifes,
me llevaron los trenes,
las aguas me trajeron,
y en la piel de las uvas
me pareció tocarte.
La madera de pronto
me trajo tu contacto,
la almendra me anunciaba
tu suavidad secreta,
hasta que se cerraron
tus manos en mi pecho
y allí como dos alas
terminaron su viaje.

Pablo Neruda

9 comentarios:

Stella Khudyakova dijo...

Toda tu enorme sensibilidad, creatividad y delicadeza que muestra en cada una de tus obras, es resultado de tu personalidad transmitida en arte y acompañada de de Pablo Neruda.
Besitoooo

Isabel Martínez Barquero dijo...

Esperemos que nuestras horas no sean amargas, estimado Andrés, que el encontrarnos nos lance a las estrellas y nunca al infierno.
De momento, tu pintura es cálida: arropa los sentimientos y acaricia la mirada con una serenidad sublime, como si se tratara de un beso de ángel.
Ese "De beso en beso" plagado de color y ese "Solo camino" que se interna en el bosque, el bosque de la vida, son deliciosos.
Ah, y el acompañamiento de Neruda, todo un placer estético. Me gusta de siempre este poeta.
Un abrazo fuerte.

Maria Rey dijo...

Ahí me has dado... Con tus pinturas y Neruda... ¿qué más se puede pedir, amigo?
Un abrazote.

Mayte dijo...

Solo, camino...

¿Quién podría resistirse a caminar por ese sendero? En todos tus cuadros nos invitas a navegar por ellos, la imaginación se desata y nos hace vivir sensaciones únicas. Un bello bosque con todo su esplendor, vestido de otoño, y el camino bien trazado que nos llama a caminar por él, y disfrutar de esa maravillosa gama de cálidos colores. Un abrazo.

Entre beso y beso

Ningún lugar mejor para un beso que la orilla de un río tan bello como el que plasmas. Un lugar así es para perderse en él, deleitarse con el sonido del agua, los plateados reflejos que la luz deja y el murmullo de las hojas de esos árboles a comienzos del otoño. Un lugar para guardar siempre en el corazón. Eres único en plasmar tanta belleza. Felicidades de nuevo Andrés.

Mayte

Anónimo dijo...

Andrés tu ultima obra entre beso y beso es fantastica,eres un genio un artista de lo mejor.
tu amiga Mª Carmen .Un abrazo

Anónimo dijo...

tal para cual, 2 genios uno consagrado y el otro en el camino
bueno no te voy a dorar la pildora diciendote lo maravilloso que eres y pero ,,,,,,cohones que bien pintas
tu amigo el de lliria

Leni dijo...

La soledad del arte se expande entre beso y beso y siempre sigue un camino.
En tu caso libre (pillo)
El máximo exponente del alma se plasma en intentos.
Y los tuyos son hechos.
LLegas.
Como la paleta de Neruda.

Feliz finde¡¡¡

L.N.J. dijo...

SuErTe, sUeRtE y¡Suerte!...

Pedro López Ávila dijo...

Como se dice ahora: pedazo de artista. Me han conmovido esas tres obras. Necesitaría mucho tiempo para encontrar adjetivos que la califiquen, tan sólo te digo que me dejas al filo de la expectación, entre el sueño y el recuerdo. Gracias Andrés, por dar tanto a todos. Un abrazo muy grande