04 febrero 2011

Cien profundas soledades

Cien profundas soledades 150 x 60


LUMÍNICA PRESENCIA

Sí. Cierras los ojos.
Es tu paso entrecortado
por caminos imposibles
lo que hizo pasar la vida.
Pasar por la encrucijada
de escribir mil colores
en la oscuridad de la noche
de Venecia.

La loca de la casa llegó, casi,
a tocar el amor en el ojo del cielo,
costado desnudo del silencio
con un rostro inventado
para rendir testimonio
en la víspera de un adiós.

Armonioso tapiz de aquella sonrisa
prolongando, entre la hierba,
las sílabas que estallan
envueltas en sol.

Madre,
ilumino la última lluvia de cenizas,
ayer casi toco el amor con mi piel.



Mónica López Bordón


http://vivirparacontarlaconpoesia.blogspot.com/

10 comentarios:

Paloma Corrales dijo...

Como siempre, la simbiosis de tu arte y el Mónica perfecta.

Besos a los dos.

Elsa Tenca Mariani dijo...

El enigmático título me lleva por laberintos a la víspera del adiós con un final brillante.
El cuadro se conjuga con el texto de MÓNICA.
FELICITACIONES A LOS DOS!!

Afectos-

Paco Sales dijo...

Escribir mil colores en la oscuridad de la noche... bello poema y un cuadro con un colorido y textura precioso, un abrazo amigo Andrés

campoazul dijo...

Pues sí, llevo un buen rato observando el cuadro y sí, quiera estar en ese idílico lugar, y cerrar los ojos y ver los colores escritos en el bello poema de Mónica.

Besitos.

Leni dijo...

La piel de la casa, del sol, de la sonrisa...
y el naranja de acidez azul...

100 caminos de pasos.

Hermoso...
Besos a ambos que estallen.

Leni

Mayte dijo...

Eres un mago del color Andrés, los utilizas magistralmente. Ese cielo es una maravilla, con ese naranja intenso que se refleja en el agua, y la luz sobre los edificios. Preciosa obra. Sigue deleitándonos con tan buenas creaciones. Un abrazo.
Mayte

Anónimo dijo...

hola Andres, te felicito, llevo algun tiempillo siguiendo tu obra y permiteme decirte que me gusta muchisimo, cada dia depuras mucho mas la tecnica y me recuerdas que el arte es démasiado amplio y todavia tenemos mucho por descubrir. suerte amigo.
Carlo

Anónimo dijo...

¡¡¡QUE BELLA OBRA!!!! TUS COLORES SON MARAVILLOSOS !!!!! UN ABRAZO GRANDE
Nency

Mónica López Bordón dijo...

Hola Andrés:

Cada vez que me miro el cuadro me sugiere algo diferente. Es muy enigmático. Me encanta ese naranja con el azul. y esa vista veneciana, bellísimo.

Besos

Anónimo dijo...

Si esa torre pudiera hablar te diría que nunca apareció tan bella. Muchos pintores habrán plasmado en sus lienzos Venecia, pero nadie como tú para darles otro punto de vista, para mostrárnosla de una forma mágica. Impresionante ese cielo intenso, reflejándose una capa sobre otra. La luz, maravillosa luz que sabes colocar magistralmente para que todo reluzca como la plata. Intensidad en el color que nos llega al alma, nos saca del adormecimiento y nos hace admirar una vez más tus buenos trabajos. Una vez más, Felicidades Andrés.
Mayte