26 marzo 2014

Solemnes naves anónimas



Federico García Lorca


Debussy




Mi sombra va silenciosa 
por el agua de la acecia. 

Por mi sombra están las ranas 
privadas de las estrellas. 

La sombra manda a mi cuerpo 
reflejos de cosas quietas. 

Mi sombra va como inmenso 
cínife color violeta. 

Cien grillos quieren dorar 
la luz de la cañavera. 

Una luz nace en mi pecho, 
reflejado, de la acequia.