17 marzo 2014

Le crecían crecian cerezas en los ojos a media noche





LA MEMORIA DE LOS PÁJAROS
Pregunté al silencio tu nombre;
huía la tarde.
Las mariposas cerraban las alas
en jazmines del cielo.

Susurraba la noche caricias de terciopelo.

Ruge el corazón de la montaña.
En el infinito: 
una delgada princesa blanca.

Una lluvia de universos me atraviesa.

Nunca más di cuerda al reloj,
quise ver si se detenía el tiempo.

Marcos Jimenez León