15 septiembre 2010

Amarillos -Elena Martín Vivaldi


Amarillos

I
Qué plenitud dorada hay en tu copa,
árbol, cuando te espero
en la mañana azul de cielo frío.
Cuántos agostos largos, y qué intensos
te han cubierto, doliente, de amarillos.

II
Toda la tarde se encendía
dorada y bella, porque Dios lo quiso.
Toda mi alma era un murmullo
de ocasos, impaciente de amarillo.

III
Serena de amarillos tengo el alma.
Yo no lo sé. ¿Serena?
Parece que entre el oro de sus ramas
algo verde me encienda.
Algo verde, impaciente, me socava.
Dios bendiga su brecha.
Por este hueco fértil de mis ansias
un cielo retrasado me desvela.
Ay, mi esperanza, amor, voz que no existe,
tú, mi siempre amarillo.
Hazte un sol de crepúsculos, ardiente:
ponte verde, amarillo.
[Arco en desenlace]


Elena Martín Vivaldi

4 comentarios:

Paco Sales dijo...

Una verdadera belleza una obra preciosa y bien acompañada de estas bellas palabras, un abrazo amigo Andrés

campoazul dijo...

Precioso, parece sacado de un mundo de fantasía, es tan bello que al míralo se respira el aroma de las flores...., para después leer los penas de Elena y ya está el conjunto completo, no es necesario mas....

Besitos.

Carmela dijo...

Llegará el verde que dará paso a otro amarillo, y este a otro verde... :), pero llegará ese verde añorado.
Un biquiño

L.N.J. dijo...

Una preciosidad de poema, tremendo. Muy buena elección para tu cuadro Andrés, esos colores amarillos huelen a mimosas.