26 enero 2015

Los Arrayanes y el duende



Los fantasmas son aliento frio
Los fantasmas no duermen.

Son solamente fantasmas.


Nuestro interior transparente

que a veces nos desacompaña.

Estampas

sobre el reverso de una pared

donde cruzamos las miradas.

los fantasmas nos visten a diario.

Nos descubren

lo descalzos que pisan nuestros pies.

Los fantasmas son un aliento frió

en la escalera que nos sobrepasa.

Marcos Jiménez León