01 marzo 2012

MELOCOTONEROS

En flor




MELOCOTONEROS


Te cansaste demasiado aquel verano

sulfatando los melocotoneros.

Tú no sabías del aroma

poético, oriental y evanescente

que la palabra melocotoneros

exhala al florecer en algún libro.

Yo sí que lo sabía, sí sabía

de flores y poemas, cosas tontas,

porque mi condición ha sido estéril,

pues nunca he dado frutos

tan dulces y redondos, tan solares

como esa fruta tuya:

de mi mano

nunca ha comido nadie, de mi esfuerzo

tan sólo un hambre nueva se ha seguido.

Papá, me da vergüenza

sentir que cada letra de esta página

también ha sido tuya, sólo tuya,

papá, que te cansaste demasiado

cuidando que el gusano de la muerte

no entrara al corazón del alimento.

Papá,

si hubiera néctar dulce en estos versos,

si dejo aquí esperanza y no se pudre,

será sólo por ti,

por ti que sin saberlo me enseñaste

las cosas imposibles que yo canto.

Antonio Praena Segura

De Actos de amor. Premio Nacional de Poesía “José Hierro”. Madrid 2011.





EL JOVEN FRAILE


Y pensar que nadie desabrochará mi camisa
con manos de paloma,
ni hará caracoles en el vello de mi pecho
porque ya tengo un amor que es Todo y Nada...

Y saber que soy un guerrero
que reza como un almendro...

Antonio Praena Segura

De “Humo verde”. Premio Iberoamericano de Poesía “Victor Jara”. Salamanca 2003.


7 comentarios:

Leni dijo...

Tu pintura no hace mas que crecer y crecer...
Me encanta como se percibe el suelo.
Decirte que me he quedado prendada de estos poemas...
Bellísimos.

Beso

Liz dijo...

HERMOSAS TUS OBRAS , COMO SIEMPRE Y...ESE COLOR VIOLETA QUE ME ENCANTA! DEMÁS DECIRTE QUE LAS POESÍAS SON UN LUJO, POR ALGO ES PREMIO NACIONAL! UN PLACER HACER UN PASEO POR TU BLOG,ANDRÉS. BESO GRANDE

Anónimo dijo...

Mi padre ganó su vida y el pan de toda la familia cuidando sus grandes jardines de frutos. Yo no puedo decir que desconozca el oficio, ya que honrosa y sobre todo feliz ayudé y acudí a cuidar los árboles que serían el sustento de toda la familia. Me toca por este motivo muy especialmente este poema. Muchos recuerdos repletos de brillos de frutos maduros, viento, sol, lluvia y sobre todo, mucho amor. Maravilloso y delicado poema.

Mi más sincera felicitación.

Andres Rueda dijo...

Querido Andres Rueda: muchas gracias. ¡qué regalo tan maravilloso, tan generoso, me has hecho con este hermoso cuadro que acompaña mis humildes versos! Cuánta luz! qué eclosión de alegría, de inocencia, de vitalidad! Estoy emocionado. En cuanto vuelva a Granada espero ver el cuadro en la galería o en tu taller. Me has llenado de trasparencia estas horas de una tarde que se marcha hacia la noche. Mil gracias. Mil abrazos!
Antonio Praena

gla. dijo...

Solo puedo decir...maravilloso

Pedro López Ávila dijo...

La orgullosa primavera se ha realizado conjuntamente con la plasticidad del cuadro de Andrés y el hermoso poema de Antonio en perfecta armonía. Enhorabiena a los dos. Saludos

Marina-Emer dijo...

preciosos...sentidos y calidos versos al lado de hermoso arbol.una maravilla gracias amigo por compartir belleza
feliz semana un beso
Marina