10 febrero 2012

Mónica


Mónica 97 x 100

Mujer, yo hubiera sido tu hijo, por beberte
la leche de los senos como de un manantial,
por mirarte y sentirte a mi lado, y tenerte
en la risa de oro y la voz de cristal.
Por sentirte en mis venas como Dios en los ríos
y adorarte en los tristes huesos de polvo y cal,
porque tu ser pasara sin pena al lado mío
y saliera en la estrofa --limpio de todo mal--.

¡Cómo sabría amarte, mujer cómo sabría
amarte, amarte como nadie supo jamás!
Morir y todavía
amarte más.
Y todavía
amarte más.

Pablo Neruda

7 comentarios:

Liz dijo...

Magnífico, Andrés! una expresión tan bien lograda que parece estar oyendo ese poema de Neruda...

Paco Sales dijo...

Magnífica tu obra amigo Andrés un rostro precioso con una linda mirada para acompañar a Neruda, un gran abrazo para ti amigo mío

A veces Eau, a veces Euria, siempre Idoia dijo...

Un retrato precioso, que transmite la belleza de Mónica, una mirada serena, sincera, lúcida, templada. Echaré un vistazo a tus pinturas. Me gusta contemplar los cuadros. Una suerte encontrarte.

Pedro López ávila dijo...

Guapa, guapa, guapa. Sí señor

Mónica López Bordón dijo...

Muchas gracias!!! Qué bien, es una maravilla entrar en este bello lugar y encontrarse tan bien. Es un verdadero lujo.
Muchas gracias maestro y gracias a todos/as!!
Besos

Mayte_DALIANEGRA dijo...

Qué guapa ha salido Mónica en el retrato, bueno, ha salido tal y como es, has sabido plasmar su belleza física y su alma también y ese poema de Neruda le queda genial también. Mis felicitaciones para el maestro y la retratada.

Jane dijo...

Splendido ritratto , sembra viva! Complimenti davvero!