02 agosto 2011

Sonora seda de agua




YO NO SOY YO

Soy este
que va a mi lado sin yo verlo;
que, a veces, voy a ver,
y que, a veces, olvido.
El que calla, sereno, cuando hablo,
el que perdona, dulce, cuando odio,
el que pasea por donde no estoy,
el que quedará en pié cuando yo muera.



Juan Ramón Jiménez

7 comentarios:

Paloma Corrales dijo...

Qué serenidad la de tu pintura y qué sabiduría la JRJ.

Besazo.

Susy Mateo dijo...

Rueda Rueda Rueda

Orgias de colores que ruedan entre flores y suspiros
cerrando la luz tenue en tus pupilas
penumbra de luces, como estrellas
explotan en tu pecho derramadas
de vino y cerezas , tu mirada
de fuentes y cascadas tus anhelos
De agua y color tu arco iris
que enamoran los cielos incendiados
abriéndose como amantes en tormentas
de suspiros delirantes de colores

Buscando el lecho blanco de tus telas
de algodones que acunan las entrañas
Que lloren los colores
De pasión….
De extasis…
De luz….
Bailando entre lagrimas
Un resplandor dormido para siempre
Besa la Luna de Alahambra
Morada de duendes
Hechizos sin tiempo

Rueda Rueda Rueda
La magia del color y del perfume
Pintan la noche enamorada
El alba y el ocaso entre montañas
Que gritan en tu oído
Píntame amor
Que derramen los cielos sus colores
Que reflejen las aguas mis delirios
Mientras me quedo contemplando
El silencio que arropa mi alma.

Aguaragua

irene rios perez dijo...

Tu pintura,llena de matices y sensaciones,es realmente hermosa.
Enhorabuena.
Un saludo.

Elsa Tenca-Mariani dijo...

QUERIDO ANDRÉS:
El atardecer devora la seda con textura blanda??

Bellísimo!!
Cariños:
Elsa

Romanticotica Incorrecta dijo...

Wow excelente texto...
Cuanta verdad...

¡Slaudos!

Marina-Emer dijo...

…hola Andres..preciosos estos cortos versos mi puerta está abierta para
Cuando gustes venir a verme y es
Un placer para mi recibirte en ella..
Gracias por rus palabras en el
Comentario .
Que pases una feliz semana…con
Cariño
Un abrazo
Marina

Mayte_DALIANEGRA dijo...

Muy hermoso y elocuente el poema de ese gran maestro que fue Juan Ramón Jiménez y qué bien conjugan con los trazos, hechos versos también, de tu pintura sugestiva y bella como pocas.

Precioso, Maestro.