19 marzo 2010

LA DESPEDIDA-Diario de un cuadro

Por fin he terminado, y me siento ligeramente satisfecho, pues creo que aun podría hacerse algo mas...como no estoy seguro lo dejo.




Ensimismado en las luces del anochecer,
contemplaba a la Reina iluminada por la luna...

Resplandecía la corona de la Sierra,
junto al damasco en el relieve de sus cimas.
En la cintura del paisaje de una tierra
con el azul del cielo por cortinas.

Acaba el paso y comienza el vuelo,
la Alhambra resurge humildemente.
Donde la realidad pasa a ser sueño,
los ojos despiertan y amanece.
No hay señora mas grande en la mirada.
Son amores y anhelos los que guarda.
Se pasea siliente por Granada
con porte de milagro y voz gallarda.

Una paloma me devolvió a la vida.
Giré la vista y descubrí algo etéreo:
entre los suaves verdes azulados
tus ojos con ella armonizados.
Un halo dulce que entre la maleza
miraba con el alma la belleza...

La Alhambra se hizo grande entre las manos.

Leni

http://elpesodelabrisa.blogspot.com/




A ver si resiste la mano

y conserva su forma

para quedarse siempre abierta

en el cobre de los siglos.

A ver si se aprende a mirar

por debajo de la palabra,

por donde se filtra el lado

cálido de la coincidencia.

A ver si en un ajuste con el silencio,

en un sorbo de cordura, se aprende

que la limosna no indulta.

A ver si se asume que solo

no se es nada y nos sitúa

en la zona de la nada.

A ver si el hombre descubre

que los otros lo hacen real.

Pedro Lopez Avila

De “juego peligroso”. ed. Alhulia (2009)

http://www.pedrolopezavila.com/

No hay comentarios: