01 febrero 2010

Pedro López Ávila

Comba Azulea Donosti 100 x 100

DESDE LA LUZ
Te has escondido en el azar
en lucha con ningún día,
lejos del presente,
cercana al temeroso
tacto del dolor.

Cuando las palabras
se respiran hacia dentro,
las sombras del pensamiento
anuncian ensimismados
suspiros del corazón.

El amor se habitúa a ser dos
y el amor es vida
como un junio de pájaros,
la presencia compañía,
si cuentas tu soledad,
las fotos del pasado
semillas de nostalgia.

El futuro no duele,
se vive mientras se ama.

Debes saber que las sombras
son las espinas del miedo
como lágrimas diluidas
en regueros de palabras;
debes saber que las conjeturas
son sólo recados de riesgo,
el tiempo hermano del vértigo,
pero la sonrisa no tiene dueño;
debes saber que Dios tiene
un semblante ileso de errores
que gira sobre su propia luz
en una órbita de cal
como un prodigio de sueños.

No interrumpas la esperanza
de un mundo de mariposas
blancas en tus manos,
para que sepan los demás
que tus párpados son ventanas
de luz hacia el amor.




Pedro López Ávila, nace en Granada en 1952, consigue la plaza de Profesor de Bachillerato en la especialidad de Lengua y Literatura Españolas en el año 1979 y con posterioridad la cátedra en la misma especialidad. Ha ejercido como Jefe de Departamento durante 11 años y ha ocupado distintos cargos directivos, relacionados con la docencia en la administración pública, ha sido fundador de varias entidades privadas para el acceso a la función pública docente, ha coordinado múltiples actos literarios, ha presentado a poetas, narradores, articulistas y ensayistas de la actualidad, ha dirigido talleres de poesía y teatro y forma parte del equipo de redacción de la revista de letras Ficciones. Ha publicado dos poemarios: Amanecer en la palabra (2008) y Juego Peligroso (2009) en Editorial Alhulia.

3 comentarios:

Marian Raméntol Serratosa dijo...

Me encanta esta inicitaiva tuya de vestir poemas con cuadros o viceversa, y de paso, mi lista de poetas se va agrandando, así que gracias dobles!

Un abrazo
Marian

Andres Rueda dijo...

Andrés, temblará la savia de los lienzos y tu pincel conquistará la luz, cuando se abran las puertas de la calle Jovellanos en Gijón. Un abrazo Pedro López

ROSARIO GONZÁLEZ VERA dijo...

Precioso poema. !Me encantó!